16.11.11

G-ALICIA O PAÍS DAS MARABILLAS



Taranis - Desencontro
O día chega ao seu fin cando o sol móstranos os seus restos todos entendemos
que il nunca durme e déitanos nunha dura  xornada de recollida.
Derradeiramente, o día faise na cociña entre elas unha tixola e saborosas
           ásanse e cocen pra tomar entre viño ou leite que as embadurne.
Pequenos magostos de conseconzas alixadoiras  
onde só a noite agocha un novo amencer amornado
pra unha rebusca nova; outra vez volta ao traballo, ao eido;
de volta quedan os días da  xeitura  do verán cálido.
Leiras  de centeo e trigo; espigas  de millo penden nas galerías
nun  xeitoso secado, evitando con altivez a rateira  chegada
Empréganse istas en ausenza de horreos e canastos
pra moitos mesteres que bendigan colleitas ao sol do día.d:D´

[ El día llega a su fin cuando el sol nos muestra sus restos todos entendemos
que él nunca duerme y  nos acuesta en dura jornada de recogida.
Finalmente, el día se hace en la cocina entre ellas una sartén y sabrosas
se asan y cuecen para tomar entre vino o leche que las embadurne.
Pequeños magostos de consecuencias aliviadoras
donde sólo la noche esconde un nuevo amanecer templado
para una rebusca nueva; otra vez vuelta al trabajo, al campo;
atrás quedan los días de siega del verano cálido.
 Campos de centeno y trigo;  mazorcas de maiz cuelgan en las galerías
en un oportuno secado, evitando con altivez la ratonil llegada.
Se emplean éstas en ausencia de horreos y canastos
para muchos menesteres que bendigan cosechas al sol del día ]BD

[Hay términos localistas y otros trastocados en e, i, que enriquecen las diferentes formas galaicas.
"O Souto do Enconto" es ligera metátesi de encanto, encantado, encantada]

8 comentarios:

  1. esa morriña, Beato...! no me estraña!
    ese souto é realmente o souto do encanto.
    e a música moi axeitada para o ton do post...

    ResponderEliminar
  2. Qué grande es Galicia, de grandeza emocional y belleza, quiero decir. abz

    ResponderEliminar
  3. Si que lo es sí, una tierra como pocas, una vez que la pisas estás perdido (y no me refiero a que necesites un gps jajaja que te veo venir). Mi reino ahora por unas castañas y un vaso de sidra dulce... tb acepto una puesta de sol a los pies del faro de cabo vilán ; )
    Abrazote

    ResponderEliminar
  4. yo viví en Galicia en Montevideo...en mi casa mi padres y abuela y tias hablaban gallego y recuerdo queimadas...caldos gallegos (que mis amigos iban a probar maravillados de la cantidad de calorías que puede contender un plato sin derretirse)...recuerdo que venían otros gallegos los sábados a jugar a la brisca...

    luego conocí Laxe...de esa maravilla se fue mi madre...en la aldea de al lado casualmente vivía mi padre (Brantuas)

    es irónico en Sevilla muchos me conocen como "el uruguayo" y allí muchos me decían "El gallego"

    ResponderEliminar
  5. musicalmente me gusta más el homenaje autóctono de siniestro total! :P la foto es preciosa, eso sí.

    ResponderEliminar
  6. La terriña... si. Creo que si algun dia tuviera que salir de ella, me llevaría un puñado conmigo para poder sentir su esencia vital. Como Drácula...

    Que dulces son esos rayos y que dulce es la hora, igual que dulce es la rama que brota de una fuerte y sana raiz.

    Bicos a moreas :)

    ResponderEliminar
  7. wuauuuuu, qué foto más bonita!!
    quizás resulte cursi mi expresión, pero la huella del rojo en esta postal me deslumbra...me ha dejado exhauta, me pierdo en su brillo
    y me dejo querer...

    Un placer,
    Un beso

    ResponderEliminar
  8. Esa es mi hora favorita del día ¡Y esa foto la encumbra de belleza!
    Encantada de visitarte.

    ResponderEliminar

Ha pasado boedromion entonces daremos mista y reemplazaremos los fondos por aquellos primigenios pues consumen menos y no cansan tanto...Adelante, no te pares y añade lo que tengas
Benvido d:D´