11.5.13

Las Majadas, en los Callejones. Como micas entre Cíclopes.


[Ni la luz lunar impidió seguir fotografiando  la galaxia]
Love-You Set The Scene

Cuentos de Nocturnio y Alevosio V:

[eiquí na lingua galaica]


Atendiendo a la posibilidad de perderse el humano siempre tiende al mismo error, aunque  también puede ser vicio. No ir a ninguna parte es estupendo pero ir hacia una concreta y perderte por ella es un gran acierto. 
Fue como una noche de prueba donde las cámaras vigilaban del cielo el horizonte sur y se dejaban los espejos abiertos durante largas sesiones de contemplaciones en las que demostrar lo vivido, lo mirado, hacia Cuenca, casi todo;  no todo...
Vi un cielo cargado de estrellas que tras las nubes deseaban asomar; un cielo aplomado, no plomizo, donde un viento alto disipaba dudas, nuestras dudas sobre la insignificancia humana que se hacía patente desde la más alta de las calizas sobre las que encaramados estábamos. Acantilados farallónicos rotos de arriba abajo por tremendas diaclasas del tiempo, su tiempo. Nos lo tomamos con calma y dejamos que las pocas nubes se fueran retirando para ser sólo decorativas en la noche más oscura hasta que salió la luna.
WAAAUUUUU!!!!...tremendo que nos envolvió durante segundos eternos de intensa luz consiguió proyectar nuestras sombras de asombro en un lapiaz de toba gris. Sobre nuestras cabezas a muy poca altura un extraterrestre bólido se encendió cabreando el aire y disipando una fortísima y verde luz que repentinamente se apagó como una cerilla que intenta prender en la cocina el fogón de la noche. *No hay constancia de lo que vimos, como otras veces en la vida, pero aún me dura el recuerdo y la memoria  tendrá para siempre retenido ese momento en que se nos acercó veloz y murió a una distancia prudencial. Nació para dejarse ver y falleciendo acto seguido lo tendremos entre nuestros testimonios.
Sit tibi terra levis.
Lo fugaz de la estrella, bólido, meteorito, como otras tantas veces deja un silbido grave que arrastra detrás las atónitas miradas de los más cercanos. El acantilado sobre el río y la hoz nos dejaron secos en el lugar, luego, después del asombro,  júbilo, calma y sosiego, Regresamos a la faena de seguir fotografiando la noche y sus estrellas, muchas de ellas guiñaban sus ojos sabiendo que habíamos contemplado una de sus mejores escenas; si este universo hizo explosiones de supernovas también nos dejó la posibilidad de que fueran ciertos los meteoros para que el hombre pudiera contemplar sin alejarse fuera...Aunque un vueltecita  por entre ellas sea una de nuestras mayores ilusiones. 
Sapientia quantum est.
Stultissimus sum virorum et sapientia hominum non est mecu.

Eso es libertad...y ciertamente yo soy el más ignorante de los hombres y no tengo entendimiento humano d:D´

*Aquí sí hay constancia

[El maestro IODanikxt prepando útiles a un cielo de moscovitas]
Love- Live And Let Live

8 comentarios:

  1. Qué fotos más acojonantes....preciosas.

    Recuerdo, en especial, dos cielos que me sublimaron siempre.
    Uno, tumbada en el techo de una choza en el País Dogón, sin luces ni civilización a cientos de kilómetros a la redonda, aquél cielo se nos comía...casi literalmente.

    Otro,aquellos veranos en La Losa (Segovia) con la 'Mujer muerta' al fondo, parecía que nunca me iba a hacer mayor. Allí aprendí las cuatro constelaciones que conozco.

    De hecho creo que es así. Aun soy una niña.

    Petons.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los cielos acojonantes siempre lo son en ausencia de luz ciudadana; la de las aldeas era aún mejor pues no estaba tan contaminada entonces. Desde allí el perfil de la Mujer Muerta tenía que ser estupendo ya que desde Ríofrío siempre se ve cercana tanta loma y estrella que hoy suelen quedar ocultas por el resplandor de la megalópolis.
      Cuando se mira al cielo esté donde estés siempre crees ver menos luz de la que hay, las cámaras(sacas das vistas) recogen mucha más de la percibimos.
      Qué bueno ser niña y reflejarse en el espejo de la que crece.
      Rebicos & kisses :)

      Eliminar

  2. Tanta inmensidad acongoja. No solo nos hace pequeños, simplemente, nos situa es nuestro lugar: la insignificancia.
    Bueno, de lo malo malo, hemos creado al que dice haber creado eso.

    · deicaLudos·R y felicidades a ese maestro.

    · LMA · & · CR ·


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ñ, lo acongojante es que siendo tan insignificante nuestro tamaño, podamos darnos cuenta de las distancias que no se suponen más que para este cosmos; imagino ya los otros que contienen a éste en el que vivimos. ¿Serán superiores las medidas que sobrepasen a lo que se alcanza a ver con los microscopios de barrido o de túnel? Creo que somos seres "recontrahipermiscroscópicos" comparados con lo gigantesco que puede ser cualquier objeto, o conjunto, o astro descomunal y para los que no haya conciencia de nuestra existencia. Cada vez que acompaño a Dani en sus trabajos nocturnos, perdón "Paranoias", y, mientras fotografiamos, escudriño el firmamento nocturno pensando que es como un brutal ser de vida que es incapaz de reconocer que miscroscópicamente nos contiene pero nos desconoce. Aún está por descubrirnos. Bueno, esto suena muy antropocentrista y es una comparación innecesaria. No hay, por mucho que pensemos, necesidad de considerar estas cosas así, como vida; algo que me da lo mismo. Como tú dices, nosotros, o ellos, lo hemos inventado. Platón lo deducía por la importancia que tenía de intuitivo. Esto ya son filosofías y hablar de ello supondría meternos en un lenguaje sujeto a otro que nos llevaría a un debate neobizantino que no viene al caso. Prefiero la propiedad emergente. Seguro, me suena más racional.
      ·deicaLudos·A y se las daré.

      Eliminar
  3. Las fotos son marabillosas. Que impresionante noche. Y con Objecto Volador No Identificado!
    Y te pones muy culto con esos latines :D

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Zeltia, pero más maravilloso podría ser viajar fuera para sentirlas sin el filtro de nuestra atmósfera, bien protegidos (a veces se te van las palabras construidas en nuestra lengua de origen...jeje) Todas las noches son impresionantes aunque algunas vistas desde determinados lugares se hacen más nítidas; claro que si vas con un experto puede resultar todavía más alucinantes. Identificar algo así es difícil y por ello los conocemos como bólidos ya que su aproximación y desgaste según los libros es lo que nos sugieren.
      Veamos, dicho así suena bien, aunque para no caer en pedantería es sólo una expresión que empleábamos al final de los escritos cuando, en filosofía, nos referíamos a Sócrates como ejemplo de lo mucho que queda por conocer y que cada vez que veo un fenómeno de estos las sensaciones ponen los pelos de punta por lo emocionante del momento en que ocurre; esto es, cuando damos explicación racional a las cosas que vemos aún pongo en duda toda explicación aproximada y me dejo llevar más de la sensación para indagar más en su origen, sin caer en banalidades y/o supuestos que lo saquen del contexto y realidad vivida. A las tres de la madrugada, en casi plena oscuridad, recibir la visita y contemplar un meteorito "tan cerca" es una de las más agradables sensaciones que puede tener cualquiera, incluso aquellos que somos racionalistas y no creemos en nada. Así cuanto más veo y conozco menos sé y más dudo.
      dl*P e rebicos.

      Eliminar
  4. Magnifica la iluminacion conseguida sobre ese cielo estrellado.
    Un saludo desde Madrid.
    Jabier Suarez

    ResponderEliminar
  5. Jabier Suarez, benvido.
    Es un placer recibir por estos lares a quien fotografía el olvido, la soledad, el ritmo lento y callado de objetos que se entristecen entre amplios sembrados, solanas, carriles, vías y montañas; quien conoce tantos lugares donde poder algún día estar apaciblemente por tierras manchegas disparando largos procesos de cielos abiertos.
    Suelo admirar con determinado silencio tus muy buenos trabajos que trasladan la imaginación a cuando éramos niños y jugábamos en los castillos abandonados, entre sus ruinas y de las casas aquellas de grandes haciendas por donde pasear dejándonos llevar de sus mil misterios. Cuánto derroche de medios, cuánta pérdida y ya sufragada, o no.
    Me alegro mucho, tal vez nos juntemos en algún momento para unos buenos consejos de los muchos lugares que tu experiencia bien conoce. Qué buenos esos reportajes y los ángulos qué eliges. Todo, incluso algunas sensuales adicciones.
    Un gran saludo.
    dl·J.S.

    ResponderEliminar

Añade los números y las letras, entonces no se permite el paso a los eSPANtapájaros
[Ha pasado boedromion entonces daremos mista y reemplazaremos los fondos por aquellos primigenios pues consumen menos y no cansan tanto...Adelante, no te pares y añade lo que tengas]
Benvido d:D´

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.