2.12.14

Deleirada noite da Varonceli na eira do millo...





Pink Floyd - Breathe 

Os sons que perduran como recordos repítense tralas derradeiras parolas e, ás veces ou normalmente, a imaxe dun sorriso e as costas de quen se afasta. A afectividad envolve tudo o que toca ou a ela achégase deixando en repouso a calor do regreso. Máis o tempo empánaos con veos de néboa e morrinha; o problema vén cando enchoúpase de saudade. Senhardade.
Algúns baleiros que a ausencia presta aínda materializan as figuras por mor de obxectos que proseguindo no mesmo luar enchen ise espazo onde antes ficaban; os interlocutores que conversan animosamente permiten unha acordanza maior pois o son fixa nos nosos miolos a súa imaxe, o seu tempo e a súa voz. Despois, pasados os días e meses, en situacións parellas nosas paroladas con outros recondúcense en cotexo e concordan en moitos deses diálogos que outrora nos farán voltar onde deixaramos isa imaxe que afundida ao esquecemento refréscase coma groto artesán Pouco durará máis a súa forza deambulará durante intres pasados…xa podres. É o resón das súas parolas na nosa voz…d:D´

La traducción en el comentario










El tejido que compone nuestros deseos está hecho de remiendos que poco tienen que ver con los hilos sobre los que nos movemos. Una sábana de posibilidades se cierne alrededor nuestro y los recuerdos se velan tras cortinas de apariencia. Pañuelo  abierto de nuestro pasado del que afloran escondidos deseos.

Y ahí lo tienes, y hacia allá va.

Cuando sientas ese frío o esa inquietud arrópate con una manta de posibilidades y comparte la suavidad con nos puede acariciar. Sólo nos mantendrá despiertos los élitros de algunos insectos que en nuestra cueva se hallan.
 
Cada circunstancia que nos rodea pertenece al mismo conjunto del que procedemos y como consecuencia de nuestro origen que a cada nueva puntada se parece a la anterior aunque nuestra percepción nos haga sentir que somos cada día diferentes.

Naturaleza educativa que nos define para siempre impidiendo hacernos distintos, razón por la cual aquellos que nos vieron crecer nos reconocerán eternamente y viceversa.d:D´

7 comentarios:

  1. Los sonidos que perduran como recuerdos se repiten tras las últimas palabras y, a veces o normalmente, la imagen de una sonrisa y la espalda de quien se aleja. La afectividad envuelve todo lo que toca o a ella se arrima dejando en reposo el calor del regreso. Pero el tiempo los empaña con velos de niebla y morriña; el problema viene cuando se empapa de saudade. Algunos vacíos que la ausencia presta aún materializan las figuras por mor de objetos que continuando en el mismo lugar llenan ese espacio donde antes estaban; los interlocutores que charlan animosamente permiten un recuerdo mayor pues el sonido fija en nuestras mentes su imagen, su tiempo y su voz. Después, pasados los días y meses, en situaciones similares nuestras conversaciones con otros se reconducen en comparaciones y coinciden en muchos de esos diálogos que antaño nos harán regresar donde habíamos dejado esa imagen que sumida al olvido se refresca como manantial artesano. Poco durará pero sus fuerza vagará durante instantes pasados. Es el eco anclado de sus palabras en nuestra voz...b:Deíca-r

    ResponderEliminar
  2. No sé si la saudade se puede medir pero... a mi me acaba de invadir por completo leyendo tu voz, escuchando a Pink Floyd, contemplando ese cielo y esa medialuna.

    tD1b.


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es mejor PF, no cabe duda y la luna redondea el escenario
      Venga :)´

      Eliminar
  3. Me encanta el cielo de arriba, con el tendido eléctrico captando los sonidos de Pynk Floyd :)
    El "estrellón" ese, más reluciente, es Júpiter? pregunto desde la ignorancia más absoluta.

    bsÖs, d:D.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo recuerdo bien pero más o menos te cuento:
      Sí, tienes razón, es Zeus...jeje A nuestra más izquierda Proción; luego a la izquierda de Júpiter y del poste eléctrico está Tet Aur (ten cuidado, empleo sólo izquierda y más izquierda ) Debajo de Júpiter, hacia el poste, Mebsute. Y encima están Pollux y Castor y por encima de estos hacia la izquierda está un cúmulo abierto conocido como El Pesebre M 44... Habría que estudiarlo bien porque después cuando las pasé al ordenador era muy tarde y me vencía el sueño. Pero hay un montón de astros y acumulaciones qué ver...La luna estaba en menguante y se ponía entonces.
      Esta foto fue muy interesante y está fijada hacia el oeste desde los montes donde está enclavada la aldea. Me pasé unas horas encuadrándolas y viendo como reflejar el feismo galaico y todos esos apaños que se ven por ahí; aunque no tanto. Es mayo y eso, ya sabes, toca algo de frío de carallo.
      Deica Sole

      Eliminar

  4. Pero que bien escribes... Ese estrellado cielo bien lo merece... y ese respiro de Pink Floyd...

    · deicaludos b·R

    · CR · & · LMA ·

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En fin, viniendo de ti, un maestro del concepto fotográfico y del hipertexto escueto excelente...se aceta, dicho en barallete
      PF me daba oído en la oreja y el cielo repleto de estrellas se movían tal cual, con punteo de guitarra...
      Os contaré que hoy justamente estudiando la foto, y en este hueco que he encontrado, me he fijado que en otras que hice y en las que mientras estaba en ello oí un sonido de aullidos y gruñidos, algo que me hizo descender de las cimas donde estaba y bajar un poco más hacia la aldea. Pues como digo hoy al verlas con más calma, en un par de ellas y en vista de los sonidos, disparé el flax de la cámara pequeña esperando una respuesta. Ahora la obtengo y veo que en esas dos fotos hay unos ojos iluminados por este flax que tal vez luego funcionó como esperaba. También se ve el hilo de un pastor eléctrico de un maizal que sugiere que me encontraba en una zona frecuentada por jabalíes y lobos...En fin que por si acaso me fui dela zona ya que al estar sólo me hubieran podido tirar los aparatos al tener que enzarzarnos en una disputa y ya sabemos que la carne de ese tipo es demasiado fuerte y olorosa. No hacía mucho, un par de años atrás, mientras subía por la vieja carretera, en una curva, como a treinta, maté de un golpe un jabato; justamente el último de la piara que en ese instante cruzaba la calzada. Al día siguiente fui a por él y lo llevé al ayuntamiento que con regocijo se lo quedaron para prepararlo y adobarlo durante días para perder su dureza y su sabor recio. No fue plato de gusto el incidente ya que ya en la megalópolis tuve que llevar el vehículo a reparar el paragolpes. Iba despacio, como dije a treinta, y si llega a ser una de las grandes guías el golpe hubiera sido peor. Hoy en día ni siquiera voy a treinta cuando regreso a esas horas por aquellas calzadas inmundas. Suelo subir la montaña con mucha más calma y sabiendo que me encontraré a laguna piara. El año pasado concretamente, llegando a la aldea de la cima, una piara con cinco jabatos, un par de rallones...crispín y goliat por medio...y sus tres respectivas hembras enormes atravesaban entre las casa y se merendaban un maizal a pocos metros de la cuneta. Me dio tiempo a hacer fotos mientras una culebra petarda me contemplaba desde un poco más atrás. Sin mediar siseo alguno se merendó un lirón careto...Lo de careto lo digo por los ojos que ponía el roedor al verse rodeado....jejej :))´
      Breludos, amigo aÑ

      Eliminar

Ha pasado boedromion entonces daremos mista y reemplazaremos los fondos por aquellos primigenios pues consumen menos y no cansan tanto...Adelante, no te pares y añade lo que tengas
Benvido d:D´